pardalsalcap

que la fuerza me acompañe
blog de illman
-

Lobo

En ocasiones cuando me asaltan “esas ansias de actualizar” el blog aparecen ante mi los cientos (cierto exagero, tan solo son unos pocos, porque ansias, lo que se dice ansias por actualizar me asaltan muy poquitas veces, pero así rompemos el hielo) de drafts o borradores que en anteriores asaltos se han quedado en eso, simples drafts. Hoy he decidido hacer un poco de limpieza y me he dado cuenta de que algunos de estos drafts no son producto de un ímpetu irrefrenable de escribir en humano (debido a mi trabajo, escribir, escribo todo el día, pero no es precisamente para humanos), sino que algunos tratan asuntos que tienen una cierta importancia para mi… Y es que hablar del HOMBRE no es para tomárselo a la ligera. Y aquí doy un giro inesperado…

Lobo, el Último Czarniano, el hombre, el chungo más chungo de la galaxia, genocida de su propia especie por simple egocentrismo y convertido en caza-recompensas galáctico fue MI cómic durante muuuuuuucho tiempo, a los que lo conozcan entenderán cuando a en los noventa en un viaje a Nueva York entré en una tienda de cómics (jamás he visto nada parecido en este país, también entre en las torres gemelas, y probablemente tú ni una cosa ni la otra), y estaba TODO. Mi poder adquisitivo de aquellos tiempos (mira hay cosas que no cambian) dejaba mucho que desear, así que hice lo que cualquiera hubiera hecho en un caso así, pedirle pasta a mi amigo Isma, mi compañero en este viaje, vamos que volví cargadito cargadito, eso si en anglosajón todo, pero gracias a las clases de inglés y sobretodo a la insistencia de mi madre, el idioma no era un problema.

Como muy bien explica Circ en tensión digital, los cómics de Lobo son rápidos, intensos con mala ostia como para parar un barco, y un dibujo que hipnotiza sobretodo cuando el arte de Bisley ilustra el arte de Keith Giffen. De hecho el tal Circ, al que leo desde hace un tiempo, explica mejor de lo que yo lo haré todo lo referente al cómic como tal.

La ultra violencia sin máscara, si te escandalizas por una paliza a base de bastones y alguna violación ocasional, léase la naranja mecánica, definitivamente, Lobo no es para ti. La muerte, el desmembramiento, garfios de carnicero, mucha sangre y el amor a los animales son los temas centrales de esta hilarante historia, todo al ritmo del ronroneo del motor de su moto galáctica. Alto ahí a todos los que piensen, “bah otro pilluli de los tebeos”, que va, que va, el HOMBRE trasciende más allá del buen dibujo y la historieta fácil, tiene un trasfondo la mar de interesante que dejaré descubras tu mismo si te atreves, claro.

A que da miedo?

Simon Bisley
Keith_Giffen
Ilustrador de portadas
Próxima peli
En tensión digital, por Ciric.
Lobo Paramilitary, y aquí

Lobo

Esta entrada se realizó el Saturday, January 14th, 2006 a las 11:28 am fue colocada en cosas de la vida, lecturas, personal. Puedes seguir las respuestas a través del RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o hacer un trackback desde tu blog.

Comentar